domingo, 25 de febrero de 2024

Meritorias orejas para Fonseca y Gilio; Garibay debutó y dejó buena impresión en el festival “El Toreo se Viste de Azul” en Hacienda “El Salitre”

Facebook
Twitter
WhatsApp

EMILIO MÉNDEZ

Ante un casi lleno en el cortijo de la hacienda “El Salitre”, se dio el festival taurino a beneficio de “El Toreo se Viste de Azul”, programa de ayuda altruista para luchar contra el autismo en su X aniversario, resultando triunfadores los espadas Isaac Fonseca y Arturo Gilio, al cortar cada uno un apéndice. Al tercio salieron el torero de a caballo europeo Diego Ventura, el diestro Alfonso Ramírez “El Calesa” y el debutante en público Ignacio Garibay -hijo-, aunque éste también fue avisado. Y Diego Silveti fue aplaudido.

Se lidiaron astados de varias dehesas. El Villa Carmela, para rejones, dio buen juego. Y para la lidia ordinaria, el de Ordaz se vino a menos; el de Marrón fue incierto; el de Xajay fue indefinido en su desempeño; el de Pablo Moreno fue bravo, con clase y calidad y, el otro de Marrón, el que cerró el festejo, se rajó.

El caballero en plaza luso andaluz Diego Ventura, quien le brindó al diestro en retiro Gerardo Gaya, directivo de “El Toreo se Viste de Azul” y, a “El Calesa”, al astado de Villa Carmela, que tuvo calidad, le puso un rejón de castigo para después lucirse en banderillas al cambio y toreando a la grupa. Lo mejor vino al montar a “Gitano” para de manera espectacular colocar más palos al cambio y tres rosas para terminar, pero, falló al matar y se le ovacionó en el tercio.

A pie, Alfonso Ramírez “El Calesa”, con el de Ordaz, que se vino pronto a menos, veroniqueó con clase. Su labor de muleta, tras brindarle a un chaval autista, fue a base de detalles de mucha torería y profundidad, pero, debido a las condiciones del astado, no pudo redondear su faena. Finalizó con torerismo. Acabo de estocada, sin embargo, el burel tardó en caer y descabelló para hacerse ovacionar en el tercio.

Con el de Marrón, Diego Silveti, tras capotear de forma empeñosa, con la pañosa evidenció actitud para dejar algunos pases meritorios, pero, lo incierto del astado y que se apagó pronto, le impidió romper su trasteo. Lo importante fue su intención por triunfar para acabar de estocada algo tendida y descabello, siendo aplaudido.

Isaac Fonseca, con el de Xajay, llamado “Liberal”, indefinido en su juego, simplemente bregó, pero, le puso actitud y después de brindarle a otro niño con autismo, con la pañosa realizó una faena a media altura, de evidente disposición y entrega, logrando pases de mucho mérito por el peligro del burel y mató al segundo viaje para cortar una oreja

Al de Pablo Moreno, “Cumplido”, bravo, con clase y calidad, Arturo Gilio lo lanceó bien. Cubrió el segundo tercio, acompañado del subalterno español Del Toro, para hacerse aplaudir. Con la franela, Arturo mostró su capacidad torera y ello le permitió cuajar una faena meritoria pues el astado se vino a menos, por lo que, a base de insistir, Gilio le ligó las últimas tandas. Por desgracia, se le fue el triunfo grande al despachar al ejemplar al segundo viaje. Aun así, a petición del público, se le otorgó una oreja de mucho peso, con petición de la segunda.

Debutó en público Ignacio Garibay -hijo-, con otro de Marrón, rajado, al que intentó recibir en los medios de rodillas y de espaldas, pero, el astado se fue a un lado. Ahí se quedó y pudo dar una larga cambiada y, de pie, lancear con voluntad y disposición, además de lucirse en un quite por tafalleras. Con la muleta, tras brindarle a su padre, el matador de toros en retiro Ignacio Garibay, empezó doblándose para entonces demostrar buena capacidad torera y dejando una estupenda impresión, además de imponerse a las condiciones del acobardado burel para hacerle una faena completa, dejando pases en redondo, cambiados de mano por delante, cambiados por la espalda y, por supuesto, demostró que sabe correr la mano con buen gusto. Al final, falló con la espada, volvió entonces con la muleta para ejecutar manoletinas, desacertó nuevamente con el estoque y acabó con el descabello para ser ovacionado en el tercio tras dos avisos.

 

FICHA

LUGAR: Querétaro, Querétaro.

EVENTO: Festival taurino a beneficio de “El Toreo se Viste de Azul”.

PLAZA: Cortijo de la hacienda “El Salitre”. ENTRADA: Casi lleno.

GANADO: Astados de varias dehesas. El Villa Carmela, para rejones, dio buen juego. Y para la lidia ordinaria, el de Ordaz se vino a menos; el de Marrón fue incierto; el de Xajay fue indefinido en su desempeño; el de Pablo Moreno fue bravo, con clase y calidad y, el otro de Marrón, el que cerró el festejo, se rajó.

CARTEL: El rejoneador luso andaluz Diego Ventura: Al tercio. A pie, Alfonso Ramírez “El Calesa”: Al tercio. Diego Silveti: Palmas. Isaac Fonseca: Una oreja. Arturo Gilio: Una oreja. Debut en público de Ignacio Garibay -hijo-: Al tercio tras dos avisos.

Entradas Relacionadas

Banner León
Scroll al inicio