lunes, 22 de abril de 2024

Grata impresión dio Emilio Ricaud en la San Marcos de Aguascalientes

Facebook
Twitter
WhatsApp

SUERTE MATADOR

El centenario coso “San Marcos”, de la ciudad de Aguascalientes, registró más de media entrada, en tarde de agradable clima, aunque con algo de viento, para dar paso este Domingo de Resurrección, 31 de marzo, al séptimo festejo de la Temporada de Novilladas 2024, fecha en la que la autoridad de la plaza no “midió con la misma vara” las actuaciones de los toreros, al darle una oreja de más al debutante local con caballos, Emilio Ricaud, quien sin duda resultó ser una más que una agradable sorpresa, sin embargo, el apapacho en exceso hace daño, engaña y equivoca, de ahí que en su otro astado, cuando no lo merecía, alguien le dijo que se recetara la vuelta al ruedo, se la dio y, de paso, se “llevó de corbata” al ganadero de Xalmonto, al invitarlo a hacer el recorrido al anillo cuando no era meritorio, pues de su encierro funcionaron dos astados, uno de ellos con arrastre lento y al otro le inventaron tal premio.

Entonces, si a Ricaud le dieron dos orejas, en consecuencia, al zacatecano César Pacheco, el juez le debió dar dos apéndices, pero, todo quedó en una, lo que le dio más fuerza y verdad a su premio. Por eso, con los chavales que apenas debutan y muestran cualidades, vámonos con tiento, no les volemos la cabeza. Es una carrera que está empezando, no los conduzcamos por el camino de la coba. ¡Ojo al parche! El otro alternante fue el coahuilense Manolo González, muy bullidor, pero, muy acelerado en su desempeño.

Se lidiaron seis ejemplares de la dehesa jalisciense de Xalmonto, siendo bueno el cuarto, con arrastre lento; también el tercero, pero, a este le regalaron el arrastre lento; de regular a malo fue el quinto y complicados resultaron el primero, el segundo y el sexto, los que también acusaron sosería.

En el novillo que abrió plaza, no fácil y falto de fuerza, el zacatecano César Pacheco recibió en los medios, de rodillas, con dos largas cambiadas, otra más en tablas y, de pie, veroniqueó con gusto, además, de quitar valiente por gaoneras. Buena vara del picador David Vázquez. Tras el segundo tercio, se destocó el subalterno Jorge Delijorge. Con la muleta, César empezó doblándose para continuar empeñoso por el pitón derecho en tres series. Al natural, la historia fue igual, haciendo todo con pundonor y actitud. Más pases por ambos lados con determinación. Labor de aliño y mató al segundo viaje de estocada contraria y atravesada para escuchar palmas.

El saltillense Manolo González recibió a su complicado primero, de hinojos, en tablas, con tres largas cambiadas y, de pie, instrumentó verónicas y chicuelinas. Cubrió el segundo tercio con más voluntad que lucimiento, entre sustos y aplausos. Con la sarga, inició vaciando por alto sufriendo tremendo susto. Se repuso y toreó voluntarioso por derechazos y al natural, pero, quedando varias veces a merced del astado. Manoletinas y toreo en redondo agarrándose burdamente de los ijares del novillo para cerrar. Mató de estocada delantera y aguantando, siendo aplaudido.

En su primero, llamado “Aceituno”, que se dejó torear, el debutante local, con caballos, Emilo Ricaud, capoteó con esmero y mejor quitó por saltilleras. Al tercio salió el aspirante a banderillero Kevin Loera tras el segundo tercio. Con la pañosa, Emilio empezó en los medios con un cambiado por la espalda y seguir templada y artísticamente por derechazos a pesar del viento. Por el pitón izquierdo se le vio oficioso, pleno de técnica y con buenas maneras. Más derechazos de buena factura y naturales de impecable ejecución. Toreo en redondo, manoletinas y desdeñosos pases, llenos de señorío. Acabó de estocada tendida, desprendida y trasera para hacerse de dos orejas cuando debió ser una y un benévolo arrastre lento al astado.

Pacheco a su segundo, “Africano”, de buen juego, lo bregó de forma solvente. Con la franela, comenzó en los medios con un cambiado por la espalda, el de pecho y buenos derechazos. Siguió por ese pitón con exposición y buen trazo en dos tandas. Por naturales le puso valor. Decidió continuar con la diestra en el mismo tenor, dando otro par de series. Nuevamente al natural le porfió hasta lograr momentos enclasados. Otros dos toreros racimos derechistas y, en redondo, lo mismo que con la izquierda de manera arrebatada y emotiva. Terminó de estocada tendida y contraria para hacerse de una merecida oreja y al novillo se le dio arrastre lento.

En su segundo, soso, pero, que se dejó torear, González dio una larga cambiada de rodillas en los medios y, de pie, ejecutó buenos lances a la verónica, además, de quitar lucidamente por chicuelinas. Cubrió el segundo tercio entre aplausos. Con la tela escarlata, inició doblándose toreramente para entonces darse a dar pases sueltos sin plan. Con la mano izquierda se vio mejor, pero, sin ajustarse. Así hilvanó tres tandas intermitentes. Molinetes efectistas y naturales para cerrar. Falló al matar para escuchar palmas.

Y en el que cerró el festejo, soso y deslucido, Emilio lanceó empeñoso y torero a la verónica. Buen puyazo del varilarguero Juan Cobos. Luego del segundo tercio, se desmonteraron los banderilleros José María López y Kevin Loera. Con el lienzo grana, Emilio empezó doblándose para, después, realizar una faena a base de derechazos de buena intención y de naturales de mejor confección y más reunidos. Lo intentó de nuevo con la diestra sin mucho acomodo, volviendo a sobresalir por el lado siniestro. Manoletinas para cerrar y concluyo de estocada tendida para ser aplaudido en el tercio, aunque terminó siendo mal asesorado para que se recetara la vuelta al ruedo y, de pilón, pedirle al ganadero que lo acompañara en el recorrido cuando no era meritorio.

Al final de cuentas, Emilio Ricaud fue paseado en hombros.

FICHA

LUGAR: Aguascalientes, Aguascalientes.

EVENTO: Séptimo festejo de la Temporada de Novilladas 2024.

PLAZA: “San Marcos”. ENTRADA: Más de media en tarde de agradable clima, aunque con algo de viento.

GANADO: Seis ejemplares de Xalmonto, siendo bueno el cuarto, con arrastre lento; también el tercero, pero, a este le regalaron el arrastre lento; de regular a malo fue el quinto y complicados resultaron el primero, el segundo y el sexto, los que también acusaron sosería.

CARTEL: César Pacheco: Palmas y una oreja. Manolo González: Palmas y palmas. Emilio Ricaud, quien debutó con picadores: Dos orejas, vuelta al ruedo por su cuenta y salida en hombros.

Entradas Relacionadas

Scroll al inicio