lunes, 22 de abril de 2024

Emiliano Osornio se impone cortando dos orejas para salir a hombros en La México

Facebook
Twitter
WhatsApp

SUERTE MATADOR

Con una excelente entrada se dio la novena y última Corrida de Reapertura de la Monumental Plaza de Toros México, una novillada con picadores, para el duranguense Eduardo Neyra, el mexiquense Emiliano Osornio y el regiomontano Luis Ángel Garza, con novillos de la ganadería queretana de Villar del Águila, de don Javier Sordo Madaleno Bringas.

Abrió el festejo Eduardo Neyra (azul rey y oro) con «Perlito», número 84, cárdeno obscuro bragado meano y paliabierto con 446 kilogramos y nacencia en abril de 2020, verónicas y revolera  con el percal, bregó hacia el caballo de Francisco Salinas Ortega. Brindó al cónclave capitalino, muletazos de tanteo en el tercio molestado por el viento, derechazos y naturales a regañadientes a un novillo que sabía lo que dejaba atrás, muletazos por la cara, asesorado por su apoderado el matador Manolo Mejía, con la toledana dejó una certera estocada para escuchar palmas y pitos al novillo en el arrastre.

El duranguense con el cuarto, «Cokinero», número 121, cárdeno claro bragado meano y capacho con 428 kilogramos y nacencia en octubre de 2019, lo recibió con tres largas cambiadas de hinojos en los medios, de pie, verónicas, una chicuelina y una revolera, lo bregó hacia el caballo del picador Efrén Acosta y quitó por saltilleras rematadas con una luminosa revolera. Le brindó a Pedro Haces, para muletearlo de hinojos en el tercio a punto de ser empitonado, de pie, dos series de derechazos y una de naturales no en el mismo tenor por lo que volvió a la diestra, un par de dosantinas y naturales apoyándose en el ayudado por el vendaval, y con el acero una estocada hasta los gavilanes, para dar una clamorosa vuelta al ruedo con petición de oreja, que no le concedió el Juez de Plaza don Gilberto Ruiz Torres.

Emiliano Osornio (gris perla y oro)  con «Ranchero», número 37, cárdeno obscuro bragado y paliabierto con 417 kilogramos y nacencia en abril de 2020, verónicas de recibo y lo bregó hacia el caballo de Alfredo Ruíz Araujo. El banderillero Fernando García López, se desmonteró en el tercio después de dejar dos buenos pares de garapullos. Muletazos del tercio a los medios siendo desarmado, dos series de derechazos conectando fuertemente con el tendido, naturales, un molinete y más con la diestra, todo coronado con una estocada en los terrenos cambiados, para cortar una oreja y pitos al burel en el arrastre.

El mexiquense con el quinto, «Velador», número 86, negro bragado meano y cornivuelto con 445 kilogramos y nacencia en junio de 2019, lo bregó con el percal y protestado por el público por su flojedad, picado bajo una sonora rechifla por Daniel Morales y finalmente cambiado por «Castañuelo», número 54, cárdeno claro bragado meano y paliabierto con 440 kilogramos y nacencia en junio de 2019, una chicuelina en tablas y verónicas, bien picado por Daniel Morales Virrueta siendo ovacionado. El banderillero Fernando López al tercio. Brindó a todos, para hacer un trasteo con muletazos por ambos pitones, hasta ser empitonado en la nalga derecha, adornos y estocada para cortar una oreja y salir en hombros al final de la novillada, palmas al de Villar del Águila en el arrastre.

Luis Ángel Garza (purísima y oro) con «Polito», número 135, negro bragado y paliabierto con 444 kilogramos y nacencia en septiembre de 2019, larga cambiada de hinojos en tablas, y de pie, verónicas y un recorte, bregó hacia el caballo del picador Carlos Domínguez Márquez, que le dió un excelente puyazo, quitó por zapopinas rematadas con una revolera. Asesorado por su apoderado el matador Victor Pastor, salió a por todas, un péndulo en la boca de riego y ahí mismo, derechazos rematados con un deletreado pase de pecho, naturales molestado por el viento hasta ser revolcado, sin verse la ropa, mas muletazos hasta ser empitonado por el vientre sin consecuencias que lamentar, escalofriantes manoletinas molestado por el fuerte viento y con la toledana, media estocada y tres descabellos con un entreverado aviso, para saludar en el tercio y palmas al novillo en el arrastre.

El regiomontano cerró plaza y temporada con «Conejito», número 72, cárdeno claro bragado meano y paliabierto con 431 kilogramos y nacencia en mayo de 2020, larga cambiada de hinojos en los medios y de pie, chicuelinas; quitó por gaoneras rematadas con una revolera. El banderillero Diego Martínez Morales, se desmonteró en el tercio por sus dos buenos pares de garapullos. Con la pañosa, salió a darse un arrimón, muletazos de hinojos en el tercio, y de pie, dos series de derechazos perdiendo el engaño, una de naturales, un molinete y más con la diestra aguantando horrores, ajustadas manoletinas y con el acero una estocada alargando el brazo, un par de descabellos con un aviso, para escuchar silencio.

El público salió satisfecho de la entrega de los tres novilleros, al son de la «Pelea de Gallos» desde las alturas.

La Fiesta Brava, Valor, Técnica y Sentimiento

Ficha.

Monumental Plaza de Toros México.

Novena y última Corrida de Reapertura

Novillada con Picadores

Entrada muy buena con clima caluroso y ventoso

7 novillos de Villar del Águila (5° devuelto) bien presentados y desigual comportamiento

Eduardo Neyra, palmas y vuelta al ruedo con petición de oreja

Emiliano Osornio, oreja y oreja

Luis Ángel Garza, al tercio con un aviso y silencio con un aviso

Entradas Relacionadas

Scroll al inicio