jueves, 20 de junio de 2024

El Juli se despide de Nimes saliendo por la puerta de los Cónsules y a hombros con Tomás Rufo que cuajó una faena de dos orejas, Solalito oreja en el día de su alternativa

Facebook
Twitter
WhatsApp

Crónica 

EMILIO MÉNDEZ 
 
Llegó el día de la despedida de Francia de Julián López ‘El Juli’, que realizaba desmonterado su último paseíllo en el Coliseo de Nimes, en el mismo ruedo donde tomaba la alternativa hace 25 años y ahora para darle la suya al torero francés Solalito, que tenía como testigo a Tomás Rufo quién sustituía a Morante de la Puebla. También la corrida hubo de ser sustituída, pues un problema sanitario hizo que no fuera la inicial de Garcigrande, sino una de Victoriano del Río la que estaba en los chiqueros mientras la plaza. Al terminar el paseíllo se le entregó un reconocimiento a El Juli a la que le siguió una cariñosa ovación del público que hizo el lleno. Al final El Juli volvió una vez a mostrar su maestría y poderío defendiendo su jerarquía para pasear tres orejas con las que abría la Puerta de los Cónsules ante la entrega de la afición de Nimes. También salió a hombros Tomás Rufo que realizó la faena más importante de la tarde que fue premiada con dos orejas con fuerte petición de el rabo que el palco no concedió. En cuanto al nuevo matador de toros francés “Solalito” estuvo a la altura de las circunstancias, dispuesto paseando una oreja del sexto y dando una vuelta con el toro de la alternativa. 
 
Un pinchazo deja en vuelta al ruedo el premio de Solalito con el toro de su alternativa
 
El toro de la ceremonia de alternativa de Solalito fue un ejemplar bien hecho, bizco de pitones, pero serio de presencia, al que el galo saludó con verónicas y alguna chicuelina intercalada, aprovechando su movilidad y buen ritmo. Cumplió en toro en el caballo, aunque sin mucho castigo. Un quite por chicuelinas y tafalleras de Solalito, rematado con una revolera. Cubrió Solalito correctamente el tercio de banderillas para que viniera la ceremonia de la alternativa. Brindó a sus padres para después iniciar su labor muleteril con disposición. Buenas fueron las cuatro tandas con la diestra bajando la mano con profundidad. Menos empleo tuvo el toro al natural, por lo que Solalito dejó en una serie su bagaje zurdo. Culminó con manoletinas y lo mató de pinchazo y estocada trasera por los que el premio se quedó en una vuelta al ruedo tras aviso.
 
El Juli cuaja una faena llena de maestría y podería para obtener dos orejas
 
El flojo segundo fue devuelto y en su lugar salió un toro del mismo hierro, frío de salida y sin decir mucho en el capote de El Juli. Brindó Julián el toro a sus padres con emotivas palabras de agradecimiento, para después iniciar su labor muleteril por abajo y sometiendo a su oponente, al que le fue sacando el fondo de nobleza hasta que estuvo en condiciones de torearse. Lo hizo con cuatro series sobre la diestra que dejaron claro cuál es la forma de lidiar a un animal de estas características cuando tiene fondo. Otro par de tandas sobre la mano izquierda dejaron en el tendido las ganas de más, y a pesar de un espadazo un tanto defectuoso el madrileño paseó las dos orejas de su primer toro en su última tarde en Nimes.
 
El palco del Coliseo le niega el rabo a Tomás Rufo tras una faena muy importante
 
El saludo de Rufo al tercero fue con una larga afarolada y un ramillete de verónicas rematando con una media de cartel para emocionar al tendido. Tenía clase y ritmo el de Victoriano que cumplió en el caballo. Ya con la muleta, Rufo inició su labor con muletazos por alto con personalidad, que remató con un trincherazo muy torero. Bajó la mano Rufo para ir cuajando las primeras cuatro tandas que tuvieron empaque y profundidad siendo de gran calado. Sobre la izquierda llegó lo más caro, pero también lo más exigente con el buen Victoriano. La última serie, con la mano derecha y sin ayuda, fue la que hizo vibrar al Coliseo, que se entregó de principio a fin a una faena muy importante que culminó con un espadazo bien colocado. Y lo que parecía ser una faena de rabo, el presidente no quiso conceder -pese a la fortísima petición- y quedó todo en dos orejas de mucho peso.
 
El Juli corta su tercera oreja de la tarde y abre la Puerta de los Cónsules
 
Al último toro de su carrera en Nimes lo mimó mucho El Juli en los primeros tercios, porque no se entregó en el capote del madrileño, que decidió compartir los palos en el tercio de banderillas con Solalito. Tardó el romper un toro que llegó muy apagado a la muleta, pero es que esa muleta era de El Juli. Por eso se dedicó a demostrar cómo se torea cuando uno está muy metido en una tarde tan especial y en una de sus plazas. Por eso, a pesar de una estocada defectuosa, el tendido le concedió una oreja para terminar su etapa en esta plaza con una Puerta de los Cónsules.
 
Tomás Rufo se pega un arrimón con el quinto a menos y saluda una ovación
 
El quinto se fue por donde vino por inválido, y lo sustituyó un sobrero de Virgen María bajo y de buena hechura que embistió humillado en las verónicas del saludo de Tomás Rufo, rematadas con una revolera muy vistosa. Quitó por chicuelinas Solalito después de los dos puyazos reglamentarios, pero ya se encontró con protestas Tomás Rufo en el inicio de faena. Era tarde en la embestida, pero humilló en cuanto se impuso el manchego, con dos buenas tandas sobre el pitón derecho. Nunca se entregó, sin embargo, por el pitón izquierdo y se fue apagando poco a poco hasta que tuvo que acortar las distancias un Rufo al que los pitones le tocaban la taleguilla. Una estocada defectuosa dejó el botín en una ovación.
 
Un dispuesto Solalito cierra plaza y la feria cortando una oreja
 
Al cierraplaza lo saludó Solalito con verónicas de buena fábrica. Cumplió el toro en el caballo y brilló el nuevo matador con las banderillas. Comenzó la faena de muleta con dos cambiados por la espalda y le ofreció espacio al animal para aprovecharle las inercias. Los naturales fueron muy despacio porque tenía clase el animal, pero de repente bajó la persiana y se negó a embestir más. Fue entonces cuando le pegó una estocada en muy buen sitio que le valió una oreja.
 
Ficha: Arenas de Nimes, Francia. Último festejo de la Feria de la Vendimia, corrida de toros. No hay billetes.
Toros de Victoriano del Río, de impecable presencia. Con prontitud, fiereza, humillación y buen viaje, el primero; noble y con fondo el segundo; con clase y ritmo el tercero; noble y con fondo sin fuelle el cuarto; humillador sin fuelle el quinto; con clase pero sin duración el sexto.
El Juli dos orejas y oreja.
Tomás Rufo: dos orejas y ovación.
Solalito: vuelta tras aviso y oreja.

Entradas Relacionadas

Scroll al inicio