sábado, 18 de mayo de 2024

Ya no le busquen, Mario Rangel debe ir el sábado 13 en la octava novillada del serial Sanmarqueño

Facebook
Twitter
WhatsApp

SUERTE MATADOR

De manera atenta y respetuosa me dirijo a la gerencia operativa del coso “San Marcos”, perteneciente a la empresa “Espectáculos Monterrey” (EMSA), para sugerir, sin titubear, que no tiene vuelta de hoja, quien debe cerrar el cartel para la novillada del próximo sábado 13, dentro del arranque de la CXCVI Feria Internacional en honor al apóstol evangelista, es el torero local Mario Rangel. Si de verdad hay justicia en el medio del toro, así debería ser. Pero, vayamos a lo sucedido este domingo.

Ante tres cuartos de entrada en el legendario coso “San Marcos”, de la ciudad de Aguascalientes, en tarde calurosa, se celebró este domingo 7 de abril el octavo festejo de la Temporada de Novilladas 2024, que fue de selección y, donde, como se dice, “salto la liebre”, resultando como máximo triunfador y causando una gran impresión, el debutante con picadores local Mario Rangel, al cortar dos merecidas orejas para salir en hombros y, así, dejar más que claro, que él es quien se ha ganado su lugar en el cartel del próximo sábado 13 de este mes, en el inicio de la verbena sanmarqueña.

Se lidiaron ocho astados de la dehesa neoleonesa de La Playa, siendo muy bueno el séptimo, para el que hubo vuelta al ruedo. Buenos también resultaron el cuarto, que mereció arrastre lento, el tercero y el octavo. Regular fue el quinto y los corridos en primero, segundo y sexto lugares fueron complicados.

Una vez hecho el paseíllo, se le hizo un especial reconocimiento al afamado picador de toros acalitense Mauro Prado por estar cumpliendo 40 años como varilarguero profesional.

Al novillo que abrió plaza, que tuvo aspereza, el local Rafael Reynoso poco usó el capote. En su turno, José María Mendoza realizo un quite corto por mandiles. Con la muleta, Rafael lo lidió con valor y voluntad por ambos pitones dado el sentido que desarrolló el burel. Sobresalió, meritoriamente, lo que hizo por el pitón izquierdo y falló al matar para aplaudírsele el esfuerzo.

El mexiquense José María Mendoza, quien reapareció vestido de luces, al segundo, corto y débil, lo lanceó con empeño. Buena vara del piquero Efrén Acosta IV. Con la sarga, Mendoza, tras brindarle al matador Arturo Saldívar, realizó una faena porfiona y valiente por los dos lados, logrando momentos valiosos tanto por el derecho como por naturales. Todo con firmeza y actitud. Labor de aliño para cerrar. No acertó al matar y fue aplaudido tras un aviso.

Al tercero, de buen juego, el debutante en esta plaza, el mexiquense Paco de la Peña, lo lanceó bien a pies juntos y lo llevó al caballo por chicuelinas caminándole y quitó mejor por el mismo lance. Tras el segundo tercio, se destocó el aspirante banderillero Kevin Eduardo. Con la pañosa, De la Peña comenzó de rodillas por alto para seguir templadamente en derechazos emocionantes. Por naturales le puso empeño. Mas derechazos buenos e izquierdazos empeñosos, aunque fue desarmado. Siguió por ahí, estando en torero y volvió mejor con la diestra en otras dos tandas plenas de enjundia y disposición. Otra serie al natural y una más que buena por el derecho. Riverinas para cerrar y al querer matar se le vino encima el astado siendo prendido y no acertó al matar incluida otra maroma, siendo aplaudido tras un aviso, dando vuelta al ruedo.

El también torero de casa, Tomás Alejandro, al cuarto, llamado “Cola Blanca”, de buen juego y emotivo, le dio dos largas cambiadas de hinojos y, de pie, veroniqueó con solvencia, además, de quitar empeñoso por caleserinas. Buena vara del picador homenajeado Mauro Prado. Con la franela, Tomás, evidenciando importantes adelantos en su quehacer en el ruedo, cuajó un trasteo torero y con exposición por derechazos de buen trazo, previa una tripleta de cambiados por la espalda en los medios. De igual manera se proyectó al natural. Más toreo diestro de calidad intercalando adornos. Así siguió, intercalando los lados con torería. Toreo en redondo con esmero. Manoletinas para cerrar y acabó de estocada casi entera y perpendicular para ser premiado con una oreja tras un aviso entre palmas y algunas protestas y, al novillo, se le dio arrastre lento.

Al quinto, de regular comportamiento, el debutante en esta arena, el queretano Alberto Mercado dio una larga cambiada de hinojos en tablas y, de pie, veroniqueó y aplicó chicuelinas. Cubrió el segundo tercio entre aplausos. Con la tela escarlata, realizó una faena en la que poco a poco se fue sintiendo confiado para lograr buenos pasajes a pesar de evidenciar cierto verdor. Por seguir porfiando fue cogido para sufrir puntazos en los dos muslos y cerró con manoletinas. Terminó de certera estocada, que hizo doblar sin puntilla, por lo que bien merecía una oreja, pero, le pasó de noche al juez de plaza. Al final, Mercado fue aplaudido.

El anfitrión, debutante con caballos, Paco Velazco, en el sexto, complicado, se dejó ver empeñoso al manejar el capote, incluido un susto al intentar un quite que no logró. Con el lienzo grana, llevó a cabo una faena esforzada por el lado derecho y evidenciado lo que ha aprendido en la academia, además, de intentarlo al natural con voluntad. Sin duda, valor y buenas maneras las tiene, así que habrá que darle seguimiento. Falló al matar y se le aplaudieron las ganas tras un aviso.

Otro anfitrión, Mario Rangel, debutante con caballos, al séptimo, “Playero”, bueno en su juego, lo recibió en tablas con una larga cambiada de rodillas y, de pie, lanceó enclasado a la verónica y mejor quitó por saltilleras. Le replicó Sergio Paredes, con más voluntad, por gaoneras. Con el avío rojo, Mario ligó en los medios dos cambiados, un molinete y el de pecho para abrir y seguir por derechazos y naturales de estupendo trazo, plenos de calidad y arte. Siguió alternando los pitones con más toreo inmerso en una clase extraordinaria, además, de intercalar adornos toreros. Vino un desarme, pero, ello, no fue óbice para que siguiera deleitando al público con emotivo y fresco toreo. Manoletinas para cerrar y mató de estocada delantera y contraria para cortar, justamente, las orejas, tras un aviso, recorriendo el anillo acompañado de la ganadera de la tarde, Teresa Quijano Dávalos y, al estupendo novillo, se le dio vuelta al ruedo.

Y al ejemplar que cerró el festejo, bueno también, el igualmente debutante con picadores local, Sergio Paredes, en tablas dio un lance a pies juntos, un afarolado, una rodolfina y veroniqueó de manera esmerada, además, de quitar en los medios por saltilleras, incluido un susto. Con la prenda muletera, ejecutó un trasteo talentoso y torero a través de tandas derechistas estupendas. Por naturales sufrió un susto en dos series, por lo que el rumbo era con la diestra para seguir en el alto tono al que llevó la faena. Manoletinas para abrochar y fallar al matar, siendo aplaudido.

Al final, en medio del contento general, fue paseado en hombros el espigado novillero Mario Rangel.

FICHA

LUGAR: Aguascalientes, Aguascalientes.

EVENTO: Octavo festejo de la Temporada de Novilladas 2024.

PLAZA: “San Marcos”. ENTRADA: Tres cuartos, en tarde calurosa.

GANADO: Ocho novillos de La Playa, siendo muy bueno el séptimo, para el que hubo vuelta al ruedo. Buenos también resultaron el cuarto, que mereció arrastre lento, el tercero y el octavo. Regular fue el quinto y los corridos en primero, segundo y sexto lugares fueron complicados.

CARTEL: Rafael Reynoso: Palmas. José María Mendoza: Palmas tras un aviso. Paco de la Peña, quien se presentó en esta plaza: Vuelta al ruedo tras un aviso. Tomás Alejandro: Una oreja tras un aviso. Alberto Mercado, quien se presentó en este ruedo: Palmas. Paco Velazco, quien debutó con caballos: Palmas tras un aviso. Mario Rangel, quien debutó con picadores: Dos orejas tras un aviso, con salida en hombros. Sergio Paredes, quien debutó con montados: Palmas.

Entradas Relacionadas

Scroll al inicio