martes, 28 de mayo de 2024

Oreja que no ayuda a Efrén Rosales, en la primera novillada en La San Marcos de Aguascalientes

Facebook
Twitter
WhatsApp

EMILIO MÉNDEZ

Ante un casi lleno en el emblemático coso “San Marcos”, de la ciudad de Aguascalientes, en tarde de agradable clima, se dio este domingo 18 de febrero el primer festejo de la Temporada de Novilladas 2024, resultando triunfador numérico, porque las circunstancias así se dieron, pues estaba en casa, Efrén Rosales, al cortar la única oreja de la función sin corresponder el otorgamiento a lo que realmente sucedió en la arena y, más que bien, le puede hacer daño, pues alimentará un ego torero que no tiene fundamento. De sus alternantes, el otro del terruño, César Ruiz, mostró interesantes avances, pero, tiene que trabajar mucho en su técnica y oficio y, el jalisciense debutante en esta plaza, Curro de Ojuelos, está todavía verde, pero, a su favor, tiene carisma y le llega a la gente.
Se lidiaron seis astados de la dehesa estatal de Campo Grande, quedando mucho a deber en términos generales. El primero tuvo buen estilo, pero, no tuvo fuerza; el segundo, noble, pero débil; el tercero se dejó torear; complicado fue el cuarto; el quinto fue el mejor y, el sexto fue deslucido y huidizo.
En el novillo que abrió plaza, llamado “Bella Esatela”, de buen estilo, pero, falto de fuerza, el local Efrén Rosales se vio empeñoso en su saludo capotero. Aparatoso tumbo de latiguilllo del piquero Cruz Prado. En su turno, esmeradas gaoneras de César Ruiz y corta replica por una caleserina de Efrén. Con la muleta, tras brindarle al matador de toros Arturo Prado, Rosales ligó cuatro series derechistas con pases aislados y sufriendo dos sustos. Otra más citando de frente cuando el burel buscó refugio en tablas. Por naturales, sin entender al astado, vino otro susto. Manoletinas ceñidas para cerrar y matar de certera estocada contraria para obtener una oreja que no reflejo lo verdaderamente sucedido en el ruedo.
El también anfitrión Cesar Ruiz, a su primero, noble, pero, débil, lo recibió en tablas de rodillas con el lance de la tlaxcalteca y lo repitió de pie para seguir veroniqueando y terminar haciendo el quite de oro. En banderillas, invitó a Efrén y a Curro de Ojuelos para hacerse ovacionar. Con la sarga, César empezó por alto, continuando por derechazos bien trazados en tres tandas y yendo a más. Al natural se mostró torero a pesar de la debilidad del “socio”. Molinete y pases diestros de rodillas como continuación. Ayudados por alto y manoletinas de pie e hincado en la arena para abrochar. Fallo al matar y se le aplaudió el esfuerzo.
En su primero, que se dejó torear, el debutante en esta plaza, Curro de Ojuelos, recibió en los medios y en tablas con dos largas de rodillas y, de pie, veroniqueó voluntarioso. Cubrió el segundo tercio acompañado de Efrén y César para ser aplaudidos. Con la pañosa, Curro inició por alto de rodillas y, de pie, se dio a torear por derechazos empeñosos, pero, sin mucho acomodo, en tres tandas, sin embargo, exponiendo ganas por agradar. Al natural lo intentó con un burel que ya le iba media altura. Más toreo derechista falto de esencia. Labor de aliño para acabar y fallar al matar, tirándose la primera vez sin el engaño y sufrir una voltereta para ser aplaudido tras un aviso.
Rosales a su segundo, complicado, lo capoteó sin mucha fineza y a la trágala, en verónicas, chicuelinas y el intento de un quite. Buena vara del piquero Miguel Cobos. Con la franela, Efrén le echó ganas por ambos pitones, intentó el lucimiento por momentos, sobre todo, cuando le aguantó por el derecho, en tanto, que la lidia tenía que ser otra. Vinieron otros dos descuidos y más pases sin ton ni son. Mato mal y dividió las opiniones.
A su segundo, tardo, pero, de buen estilo, Cesar de rodillas le aplicó en tablas una tlaxcalteca y un farol y, de pie, lanceó enclasado a pies juntos. Se hizo cargo del tercio de palos entre fuertes aplausos. Con la tela escarlata, comenzó de rodillas por alto y, de pie, igual, para continuar con la mano diestra en dos ramilletes de buen trazo. Vino luego un parpadeo para una voltereta. Quedó dolido, se recuperó, ligó otra serie derechista y naturales de buen calado. Otro susto quedando apaleado. Volvió a la cara del novillo para cerrar y no atinar al matar para ser aplaudido tras dos avisos.
Y en el que cerro el festejo, deslucido y huidizo, Curro dio en los medios y en tablas dos largas cambiadas de hinojos y, de pie, lanceó bien a pies juntos y logró algunas chicuelinas faltas de remate. En varas fue derribado el montado Miguel Cobos. Atendió Ruiz entonces el llamado para colocar garapullos para hacerse aplaudir. Con el lienzo en grana, en los medios dio electrizante cambiado por la espalda de hinojos y ligó derechazos y, de pie, sin someter ni sujetar al astado, dio pases aquí y allá, sin hilvanar la faena. Y así se fue el trasteo, sin ninguna dimensión ni contenido. No acertó al matar y fue despedido entre división de criterios con un aviso.

FICHA
LUGAR: Aguascalientes, Aguascalientes.
EVENTO: Primer festejo de la Temporada de Novilladas 2024.
PLAZA: “San Marcos”. ENTRADA: Casi lleno en tarde de agradable clima.
GANADO: Seis astados de Campo Grande, quedando mucho a deber en términos generales. El primero tuvo buen estilo, pero, no tuvo fuerza; el segundo, noble, pero débil; el tercero se dejó torear; complicado fue el cuarto; el quinto fue el mejor y, el sexto fue deslucido y huidizo.
CARTEL: Efrén Rosales: Una oreja y división de opiniones. César Ruiz: Palmas y palmas tras dos avisos. Curro de Ojuelos, debutante en esta plaza: Palmas tras un aviso y división de opiniones tras un aviso.

Entradas Relacionadas

Scroll al inicio