martes, 28 de mayo de 2024

Los matices de Patricia Prudencio en la primera novillada de Aguascalientes

Facebook
Twitter
WhatsApp

PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ

Aguascalientes inauguraba su temporada de novilladas con un festejo en el que se acartelaban Efrén Rosales, César Ruiz y Curro Ojuelos, para medirse a los novillos de Campo Grande. El festejo tuvo sus matices, como todos, con novilleros muy dispuestos, pero animales poco entregados a las demandas de sus adversarios.

La Monumental de Aguascalientes, amparada por una amplia e importante historia de recorrido, llenaba sus tendidos, como es habitual, para disfrutar de la que era la primera novillada de la Temporada 2024. Y sí, la afición responde en masa y con criterio a las novilladas en esta localidad, su ambiente dista mucho del postureo al que muchas veces estamos acostumbrados, sino que es un aficionado conocedor de la fiesta y crítico, como ya se había podido ver en otros cosos mexicanos.

Midieron al milímetro las faenas de los tres novilleros, recriminando cuando algo no se hacía tal y como se debería. Incluso pidiendo el tiempo con unanimidad, pendientes de absolutamente todo lo que sucedía en el ruedo. La Tauromaquia se vive y disfruta con un prisma muy diferente, se siente, esto va de emociones y hoy Efrén Rosales y César Ruiz calaron hondo, el primero de ellos por el valor seco y el segundo por la variedad, la torería, el arte y desparpajo con el que le buscó las maneras a los de su lote. No tuvieron unos novillos fáciles para el triunfo y lo vendieron caro, tanto que ambos saborearon la incertidumbre al quedarse a merced de los pitones. Curro de Ojuelos, que debutaba en esta plaza de toros, tuvo una gran disposición ante los novillos que le correspondieron en suerte, pero sus intentos no terminaban de conectar ni llegar.  Los aceros fueron los que restaron emoción en la tarde, dejando atrás faenas de vuelos.

Entradas Relacionadas

Scroll al inicio