sábado, 18 de mayo de 2024

Importante golpe de autoridad dio Diego Sánchez cortando tres orejas en la segunda corrida sanmarqueña

Facebook
Twitter
WhatsApp

EMILIO MÉNDEZ / ADIEL ARMANDO BOLIO

Menos de media entrada registró el coso Monumental, en tarde calurosa, este jueves 18 de abril, para la segunda corrida de CXVI edición de la Feria Internacional de San Marcos, llamada de la Beneficencia, en pro de la Academia Taurina Municipal “Alfonso Ramírez ‘El Calesero’”, resultando como máximo triunfador el espada local Diego Sánchez, al dar un importante toque de atención, logrando cortar tres orejas y, por ello, salir en hombros clamorosamente. Sus alternantes, el tlaxcalteca Uriel Moreno “El Zapata” y el andaluz Ginés Marín, aunque se esforzaron, no tuvieron suerte.

Se lidiaron seis toros de la ganadería tlaxcalteca de Montecristo, siendo bueno el segundo, gracias a su lidiador y, el tercero, que acusó debilidad; complicado fue el primero y, de regulares a problemáticos, fueron el cuarto, quinto y sexto.

Tras el paseíllo, se le rindió un homenaje al charro Juan José de Alba por 22 años como alguacilillo de las plazas de Aguascalientes.

Al toro que abrió plaza, complicado, el tlaxcalteca Uriel Moreno “El Zapata” lo recibió con una larga cambiada de rodillas y, de pie, bregó de forma solvente. Intentó cubrir el segundo tercio, pero, ante la problemática del toro, terminó por no cumplirlo para que, entonces, la cuadrilla se hiciera cargo, misma que dejó un palo y así lo paso la autoridad. Con la muleta, lo intentó y le piso los terrenos, pero, sin fortuna. Mató al segundo viaje de estocada baja para escuchar palmas.

El local Diego Sánchez saludó de hinojos a su noble y buen primer ejemplar, llamado “Castañuelo”, con una larga cambiada de rodillas y, de pie, lanceó empeñoso y mejor se vio en vistoso quite por chicuelinas y caleserinas. Con la sarga, situado en los medios, inició con un cambiado por la espalda para seguir templada, larga y cadenciosamente por derechazos en tres tandas, todo gracias al oficio del torero. Al natural, igualmente se recreó de verdad, haciendo el toreo señorial. Volvió a darse gusto con la diestra haciendo el toreo de aquí hasta allá, con ritmo y arte. Luquesinas para cerrar y matar de certera estocada y por ello cortar merecidamente las orejas.

En su primero, noble pero falto de fuerza, el jerezano Ginés Marín se vio voluntarioso al manejar el capote. Con la pañosa, comenzó con pases de ornamento, siguiendo atemperado y torero en derechazos a través de tres tandas. Con la mano izquierda no tuvo tanta suerte, por lo que continuó por el pitón diestro en el mismo tenor y acortando distancias. Terminó de pinchazo y estocada entera trasera, tendida y desprendida para ser aplaudido.

“El Zapata” en su segundo veroniqueo empeñoso y mejor quitó por navarras. En banderillas se lució colocando su par monumental, un violín y un cuarteo para ser aplaudido. Con la franela, tras brindarle al matador Arturo Macías, Uriel realizó una faena que poco a poco fue estructurando. Una labor porfiona y cerebral que le sirvió para extraerle a su antagonista pases de mucho mérito por ambos lados al soso y corto montecristeño. Terminó de estocada trasera y caída, escuchando aplausos.

A su segundo, “Latoso”, de poca fuerza y soso, Diego lo lanceó esmerado. Con la tela escarlata, realizó un trasteo inteligente llevando el engaño a media altura por ambos lados para ayudarle al “socio” hasta lograr meritorios pasajes, destacando su quehacer derechista largo y templado y, además, ya hecho del toro, los hizo con la mano baja. Hizo el toreo en redondo y ligando en un palmo de terreno con expuesta torería. Ceñidas joselillinas para cerrar y acabar de media estocada desprendida para hacerse de un valioso apéndice.

Y en el que cerró el festejo, noblote y soso, Gines lanceó voluntarioso. Con el lienzo grana, le puso disposición por los dos pitones, pero, sin mucho que transmitir, aunque escuchaba palmas de aliento. Terminó de pinchazo y estocada para terminar por ser aplaudido.

Finalizado el festejo, merecidamente, Diego Sánchez fue paseado en hombros entre vítores y palmas.

 

FICHA

LUGAR: Aguascalientes, Aguascalientes.

EVENTO: Segunda corrida de la de CXVI edición de la Feria Internacional de San Marcos, llamada de la Beneficencia, en pro de la Academia Taurina Municipal “Alfonso Ramírez ‘El Calesero’”.

PLAZA: Monumental. ENTRADA: Menos de media en tarde calurosa.

GANADO: Seis toros de Montecristo, siendo bueno el segundo, gracias a su lidiador y, el tercero, que acusó debilidad; complicado fue el primero y, de regulares a problemáticos, fueron el cuarto, quinto y sexto.

CARTEL: Uriel Moreno “El Zapata”: Palmas y palmas. Diego Sánchez: Dos orejas y una oreja, con salida en hombros. El jerezano Ginés Marín: Palmas y palmas.

Entradas Relacionadas

Scroll al inicio