sábado, 18 de mayo de 2024

Diego Silveti, herido en Tequisquiapan

Facebook
Twitter
WhatsApp

GUARISMO DEL OCHO / EMILIO MÉNDEZ

Diego Silvetí logró obtener un apéndice de un astado de regalo y tras haber sido herido por el primer toro de su lote en la plaza de toros de Tequisquiapan. El diestro había culminado su faena y fue en la suerte suprema cuando este resultó herido por el tercero de la tarde.

El guanajuatense Diego Silveti, a su primer ejemplar, incierto y peligroso, poco pudo hacerle en su manejo del capote. Con la pañosa, lo intentó estando muy firme y valiente, pero, no contó con colaboración de su antagonista. Al final, cuando se tiró a matar recibiendo, el toro lo alcanzó y lo hirió en la cara posterior del muslo izquierdo. Ya despachado el astado, entre aplausos se fue por su propio pie a la enfermería, donde se le encontró un fuerte puntazo, por lo que se le atendió para que saliera a su segundo toro.

En su segundo, muy complicado, Silveti, quien volvió de la enfermería con una curación especial y con bloqueo en la zona herida, poco hizo con el capote y abrevió en su labor muleteril, pasó apuros para finiquitar y, entonces, tener silencio tras un aviso y anunciar el regalo de un toro.

En el de obsequio, “Lajeño”, que no fue fácil, de la misma divisa titular, Diego con evidente actitud veroniqueó con empeño y, en su quehacer de muleta, se dejó ver más que dispuesto en todo momento, con entrega, para dejar pases que le jaleó con fuerza el público. Se tiró a matar con determinación, dejando la estocada, pero, tuvo que descabellar, siendo premiado su pundonor con un apéndice.

 

Entradas Relacionadas

Scroll al inicio