sábado, 18 de mayo de 2024

Alberto Palacios, presidente del Club Taurino 3 Puyazos, desgrana las peculiaridades de la Feria de San Agustín del Guadalix

Facebook
Twitter
WhatsApp

GUARISMO DEL OCHO

Alberto Palacios, presidente del Club Taurino 3 Puyazos, asociación organizadora de la Feria del Aficionado de San Agustín del Guadalix, ha protagonizado el último coloquio del Club Cocherito de Bilbao, celebrado en la tarde del pasado martes, día 19 de marzo. En su intervención expuso los detalles del próximo encuentro festivo de la localidad madrileña, que se celebrará los días 27 y 28 de abril próximos, y la propia filosofía de la asociación a la que representa.

 

Alberto Palacios señaló que el Club 3 Puyazos es una iniciativa puesta en marcha en plena pandemia por un grupo de aficionados hartos de programaciones taurinas monótonas y con una filosofía común: la integridad del toro, un mayor protagonismo del tercio de varas y la diversidad de los encastes. Constituida en su origen por nueve personas, a las que posteriormente se sumaron otras 55, el club ha incorporado a su estructura la figura del simpatizante, en la que se integra un colectivo de 130 aficionados que comparten el proyecto y colaboran en su desarrollo. Por la propia esencia de su identidad, ningún profesional taurino puede formar parte de esa asociación. Se consideran absolutamente independientes y no reciben recursos económicos de las administraciones públicas.

 

La elección de San Agustín del Guadalix como municipio en el que se desarrolla su proyecto fue, según expuso Alberto Palacios, consecuencia de su ubicación, en el entorno de la ciudad de Madrid, bien comunicado, en una localidad con cierta tradición taurina, equipada con una plaza con aforo para 3.000 espectadores y sin consolidación en el calendario ferial. San Agustín cumplía esos requisitos y, como indicó el presidente del Club 3 Puyazos, también su ayuntamiento “remó a favor de obra”. A todo ello debe añadirse la ayuda recibida por “los amigos de Parentis”, pueblo landés del distrito de Mont-de-Marsan.

 

La primera Feria del Aficionado, en el año 2022, se desarrolló en una jornada única (novillada matinal y corrida vespertina). Se llenó la mitad de la plaza. “Es complicado —reconoció Alberto Palacios— y somos conscientes de que el proyecto necesita tiempo, pero lo que pasó en el ruedo nos dio mucho ánimo; ocurrió lo que queríamos que pasara”. Y, un año después, llegó la segunda feria, con dos días de programación y una evolución positiva.

 

Con esta tendencia, la Feria de San Agustín del Guadalix de los próximos días 27 y 28 de abril mantiene el objetivo de favorecer los desafíos ganaderos. “Al ser una feria corta, con el principio de la diversidad de encastes, nos parece muy atractivo que la gente tenga la posibilidad de ver en un solo día cuatro ganaderías distintas”, dijo. “El que venga el sábado verá lidiar reses de Isaías y Tulio Vázquez, Raso de Portillo, Palha y Conde de la Corte. Creemos que enriquece mucho el espectáculo. La corrida del domingo será completa de Dolores Aguirre”.

 

Elección de matadores y picadores

En su intervención ante los socios del Club Cocherito de Bilbao Alberto Palacios recordó también las peculiaridades del procedimiento que siguen para la selección de los matadores y picadores que intervienen en la feria. “Una vez que elegimos y anunciamos las ganaderías —dijo— hacemos un primer sondeo entre los socios para seleccionar a los matadores”. Contactan con los que han sido propuestos mayoritariamente, les exponen sus condiciones y, también, la posibilidad de elegir un picador de su cuadrilla, o los dos, aunque no es una condición sine qua non. La información de ese proceso (los picadores que intervendrían con cada torero, en caso de ser elegidos) se presenta nuevamente a los socios del club y es valorada. Para la próxima feria, entre los picadores seleccionados figuran Rafael Agudo; Alberto Sandoval; Juan Antonio Agudo; García Marugán; Israel de Pedro; Cristian Romero; Juan Francisco Peña; y Gabin Rehabi.

 

El presidente del Club 3 Puyazos hizo hincapié, asimismo, en el sentimiento de sorpresa y tristeza que les ha producido el hecho de que los novilleros de la parte alta del escalafón declinen su participación en esta feria. Refirió que este año han llamado al 80 por ciento de los novilleros que figuran entre los veinte primeros y ninguno, salvo Víctor Cerrato, ha querido estar presente. Los apoderados con los que han hablado y ofrecido entrar en el proceso de selección han declinado la propuesta con el argumento habitual de que las ganaderías son a contraestilo de sus toreros, que no entran de momento en sus planes o que no ven a sus poderdantes preparados.

 

Los tres puyazos

Como indica el propio nombre del club, está implícito el principio de que los toros lidiados en la Feria del Aficionado reciban tres puyazos. “Hay un concepto que tenemos muy claro: el tercio de varas no es un medio para que el animal llegue a la muleta; el animal es un espectáculo en sí mismo”, argumentó Alberto Palacios, al tiempo que señaló que es una forma de enriquecer la lidia, de manera que el espectador vuelva a su casa habiendo visto el comportamiento de los seis toros en esa fase de la corrida. En su opinión, el tercio de varas no tiene sentido sin un tercer puyazo. Dijo, al respecto, que cuando el animal sabe verdaderamente a dónde va es, precisamente, en el tercer puyazo. Una de los aspectos en los que insisten a los toreros, añadió, es la petición de que moderen el castigo para que el animal no quede quebrantado en su primera entrada al caballo.

 

En cualquier caso, es consciente de que el criterio y la implicación del matador, al que se debe su cuadrilla, son determinantes. En ese sentido, destacó la importancia que tiene el compromiso de los matadores con la filosofía del proyecto del Club 3 Puyazos, que entiendan lo que quieren y que lo busquen en la plaza.

 

Tras la prueba realizada en la edición anterior, en esta próxima Feria del Aficionado se volverá a picar con la actual puya reglamentaria en España. No obstante, esperan probar en algún momento los nuevos útiles que han puesto en marcha Manuel Sales y el veterinario Julio Fernández. “Es verdad —reconoció el ponente— que a la hora de probarlo en la plaza, y más en una feria como la nuestra, los profesionales no lo ven muy claro”.

 

Análisis termográfico de las cornamentas

Otro de los aspectos a los que se dedicó una parte del coloquio con Alberto Palacios fue la integridad de las astas de los toros y la peculiaridad del procedimiento que se aplica en la Feria del Aficionado de San Agustín del Guadalix. Para comprobar la integridad de la cornamenta, llevan a cabo un sistema basado en el análisis termográfico, avalado por la tecnología desarrollada por un veterinario de Zaragoza, con el que se examinan los pitones ante mortem, el día previo al embarque del animal. De esta manera, se comprueba, mediante la diferencia de temperatura, el estado interior de las astas: la longitud de la zona irrigada y de la maciza. Según detalló, la parte maciza, donde está el pitón, debe medir, al menos un séptimo de la longitud total del cuerno. Esta tecnología posibilita la identificación de un potencial afeitado antes de la lidia.

 

Una vez realizado, el estudio se difunde en las redes sociales y, durante la corrida, el público puede acceder a los resultados del mismo (la evaluación del estado de los pitones), a través del código QR que se muestra en la plaza. Ante cualquier sospecha acerca de un animal —dijo Alberto Palacios— se pone a disposición el informe veterinario hecho con una metodología avalada por una tesis doctoral presentada en la Universidad de León y que está plenamente consolidada.

 

El público, informado

La información que recibe el público asistente es otra de las señas de identidad de la Feria del Aficionado de San Agustín del Guadalix, según refirió el ponente. Así, las tablillas con las que se anuncian los toros son reversibles. Por un lado, muestran la información sobre el toro y, por el otro, la correspondiente al picador y al caballo. Alberto Palacios considera fundamental que el público conozca estos datos: además de saber quién es el picador, que identifique y valore la cuadra de la que procede el caballo, el nombre de la montura y su peso.

 

113 años de vinculación a Bilbao y a la fiesta de los toros

La presentación de la Feria del Aficionado de San Agustín del Guadalix y el coloquio con el presidente del Club Taurino 3 Puyazos forman parte del programa de actividades que desarrolla el Club Cocherito de Bilbao en su condición de agente activo en la organización de iniciativas vinculadas con la cultura taurina.

 

Fundado en 1910 en honor al torero Cástor Jaureguibeitia Ibarra (Cocherito de Bilbao), ha estado implicado desde sus orígenes en la vida de la ciudad y mantiene un compromiso firme con los principios y valores que le caracterizan, entre los que destacan la promoción de la tauromaquia, la amistad, la generosidad y la solidaridad. Es, de hecho, una parte indisoluble de la vida pública de Bilbao y de Bizkaia.

 

El Club Cocherito ha sido reconocido como Asociación de Utilidad Pública por el Gobierno Vasco y es poseedor de la Medalla de Oro de la Villa de Bilbao. El pasdo día 21 de marzo recibió el Premio de la Asociación Taurina Parlamentaria (ATP), que esa institución le ha concedido “por la importante labor y servicio que presta en la difusión de la fiesta de los toros, dando una cobertura especial a los coloquios taurinos que organiza durante todo el año” y por la “infinidad de actividades culturales en apoyo de la fiesta en sus ya 113 años de historia”.

 

Entradas Relacionadas

Scroll al inicio