sábado, 13 de julio de 2024

“Borja Jiménez dijo que le iba a cortar las dos orejas al toro, pero que le iba a coger”

Facebook
Twitter
WhatsApp

PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ/FOTOS EMILIO MÉNDEZ

Borja Jiménez resultó herido de gravedad por el sexto de la tarde al entrar a matar. El de La Palmosilla le producía una herida por asta de toro en el muslo derecho por la que tuvo que ser trasladado a la enfermería de la plaza de toros en Pamplona. Tras ser intervenido por el doctor Ángel M. Hidalgo, se ha confirmado que el diestro ha sufrido  una “herida por cuerno de toro en el muslo derecho con lesión penetrante en Triángulo de Scarpa, disecando arteria femoral y penetrando de forma transversal hasta parte externa de muslo. Pronóstico: grave. Es trasladado posteriormente al Hospital Universitario de Navarra”.

Por este motivo, Guarismo del ocho ha podido hablar con su apoderado Julián Guerra para conocer de primera mano el estado del diestro. Guerra explica que Borja ha pasado la noche en observación, con miedo a alguna complicación vascular, pero que ya ha pasado a planta en el Hospital de Virgen del Camino, esperando la evolución para poder pedir el traslado a  Sevilla o a Salamanca mañana o pasado. Sin embargo, nos asegura que todavía hay que esperar, porque la noche ha sido larga, a pesar de que ha tenido mucha suerte, porque la cornada fue extensa, pero simplemente le ha disecado y contusionado la femoral. “Ya han pasado algunas horas, por lo que hemos pedido un sedante para que pueda descansar”. Por otro lado, “emocionalmente, estaba con un subidón de adrenalina, muy agitado, pero también con muchos dolores y molestias. También con las cosas que tienen los toreros de querer torear en los próximos días y no anular ningún compromiso”.

El momento del percance ocurría con el segundo de su lote y sexto de la tarde, después de haber desarrollado una faena de entrega absoluta en la que el toro, poco a poco, se iba rajando y Borja tuvo que pisar terrenos comprometidos. Sabía que se lo jugaba todo en ese toro, pero “Pamplona es una plaza en la que necesitas tocar sus teclas, hay que llamar su atención, con alardes explosivos, porque es como respetar su idiosincrasia. El toro estaba muy rajado en el final de la faena y era un toro de suerte contraria, pero me sorprendió, nos dejó el corazón helado, porque me dijo que le iba a cortar las dos orejas al toro, pero que le iba a coger. Nos lo dijo, atentos que me va a coger, es algo sorprendente porque Borja no es de esos, es más bien tímido. Es cierto que siempre piensas en el capotillo de San Fermín, pero me sorprendió la frialdad con la que nos lo avisó”.

Sin embargo, también hubo momentos después de salir de la enfermería que emocionaron a Borja Jiménez y a su apoderado, ya que muchos aficionados esperaron a que terminara la operación para recibirle a su salida a gritos de “torero, torero”. “Sabiendo cómo es Pamplona, que le esperasen como cuando hay una salida a hombros, le entró hasta taquicardia en la ambulancia. Ahora esperamos que la tarde de ayer le sirva para futuros compromisos”, culminaba su apoderado.

 

 

Entradas Relacionadas

Scroll al inicio